jueves, 21 de julio de 2011

Pilar Remiro, su realidad reflejada por el apoyo del Col.lectiu Ronda.



Pilar Remiro, su realidad reflejada por el apoyo del   Col.lectiu Ronda.

             
S.S.Q.M.
 
Fuente, Col.lectiu Ronda:
Amenaza de despido
La dirección del Hospital del Mar (Barcelona) amenaza con despedir una trabajadora aquejada de Sensibilidad Química Múltiple por hacer uso de la mascarilla protectora en su puesto de trabajo.
La inmensa mayoría de personas afectadas de Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple (SSQM) están obligadas a moverse por el mundo desde detrás de máscaras provistas de todo tipo de filtros. Es el peaje imprescindible para poder respirar un aire repleto de olores y partículas químicas en suspensión que para ellas son sinónimo de veneno.
En el caso de P.R., pero, esta durísima realidad ha colisionado con el deseo de la dirección del Hospital del Mar de Barcelona de dejar de ver una mascarilla que, por lo que parece, consideran que puede afectar a la imagen del centro hospitalario. Hasta el punto de que la trabajadora ha sido amenazada con ser despedida si persiste en utilizar la máscara mientras desarrolla sus tareas de auxiliar de enfermería.
Sin elección
La amenaza no tiene en cuenta que para P.R. no hay elección posible. La máscara no es una elección, es una necesidad absoluta, tal y como señalan, en casos similares al de esta afectada, los informes elaborados por, entre otros, el Dr. Nogué del hospital Clínic, uno de los principales expertos en SSQM del Estado español. Estos informes ponen de manifiesto la necesidad de adoptar medidas activas contra las exposiciones ambientales, incluida, por supuesto, la protección mediante mascarillas.
Una enfermedad devastadora
El organismo de las personas aquejadas de SSQM reacciona de forma mucho más acentuada que en el resto de la población a la exposición a determinados agentes químicos presentes de forma habitual en nuestro entorno cotidiano. Para una enferma como P.R., la tinta de un diario, el olor de un perfume o, incluso, las emanaciones de la pintura de una pared pintada desde hace años pueden ser suficientes para desencadenar graves crisis de salud y desarrollar afectaciones severas al sistema nervioso o respiratorio, entre otros.
El Col•lectiu Ronda i la SSQM
Nuestra cooperativa lleva décadas luchando por el reconocimiento de la enfermedad y el derecho de las personas afectadas a recibir tratamientos médicos adecuados y acceder a las prestaciones que les corresponden. Desgraciadamente, casos como el de P.R. nos reafirman en la necesidad de seguir prestando apoyo a unas personas que, además de tener muy dañada su salud, se enfrentan diariamente a la incomprensión, la falta de sensibilidad y la voluntad de buena parte de la sociedad de mirar hacia otro lado frente a lo que es un problema de salud pública que cada vez se hace más difícil ocultar bajo la alfombra del silencio.
                    Comparte esta información!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta cómo se esta comprometiendo el Col.lectiu Ronda con esta enfermedades, con el compromiso social que comporta.

Pilar Remiro, si algún día lees esto, te envío mucha fuerza para salir adelante, creo que no soy la única que no comprende como un hospital puede tratar tan mal a una trabajadora.

Mª José.

Anónimo dijo...

Es un bálsamo ver que existe alguien que de verdad nos apoya, me alegro de que hayan tenido la gentileza de hacer este apoyo público a Pilar Remiro
Una afectada SQM

Anónimo dijo...

Acabo de dejar este comentario en otro blog, me complace verlo en algún sitio más:
Es un bálsamo ver que existe alguien que de verdad nos apoya, me alegro de que hayan tenido la gentileza de hacer este apoyo público a Pilar Remiro
Una afectada SQM

Anónimo dijo...

No sabía de este detalle por parte del Col.lectiu Ronda, me alegro mucho, es muy significativo y qué voy a decir, pues que Pilar R se lo merece.

Afectado de SFC

Nando G dijo...

En la situcion de Pilar Remiro es lo menos que podian hacer, ella les has hecho mucha propganda les ha devuelto con creces el apoyo. dice mucho de una persona el que sepa valorar el trabajo de los profesinales, mucha gente piensa que es su obligacion y nada más.